Intemperie

Poemas y relatos para la lupa y el telescopio. Aquí no encontrarás ninguna certeza, pero sí un buen puñado de abrigadas perplejidades a la intemperie.
Con la tecnología de Blogger.
martes, 30 de octubre de 2012


Se me han quedado los ojos
titánicos
al oír cómo cerrabas la puerta
para marcharte.

Ojos cual proa de un barco
con muy poquitos botes salvavidas.

Se me han quedado
los ojos
como violines flotando
sobre el Atlántico Norte.

Desde que tú te has ido
no hago más que perseguir
los tiempos
del crepúsculo,
mudos estallidos
de colores desorbitados
que se engullen a sí mismos,
como un paraíso sin hogar.

Desde que tú te has ido
nunca acierto
con la llave en la cerradura.

Desde que tú te has ido
el felpudo es un buen sitio
para sentarse a pensar.





2 comentarios:

Avellaneda dijo...

Aprovecho mi primer comentario para agradecerte el publicar tus poemas en este formato. Según mi opinión ya te considero poeta desde "Planetas" :).
En cuanto a este poema.... me ha encantado el título y el cierre, de esos que se te quedan en la retina. Te ha quedado un poema redondo.
Un saludo

Un saludo y que tengas buena visita en los mundos blogueros!

Elena dijo...

Precioso Paco. Quedaría bien como canción, no te parece?

;)

Libros publicados

Libros publicados

El olor del bosque ha roto mi computadora

El olor del bosque ha roto mi computadora
El olor del bosque ha roto mi computadora